a

domingo, 15 de febrero de 2015

Karl Barth - La oración



Orar significa dirigirse a aquél que nos ha hablado ya en el evangelio y en la ley. Frente a él nos encontramos cuando somos atormentados por la imperfección de nuestra obediencia, por la dis-continuidad de nuestra fe. Por su causa nos encontramos en peligro. Sólo él es capaz de ayudarnos. Oramos para pedirle que lo haga.


No hay comentarios:

Publicar un comentario